Social Icons

7 de marzo de 2014

Qué son y para que sirven las Vitaminas

Quizá has escuchado mucho sobre ellas, es más, parece que todo mundo es experto en el tema de las vitaminas. O no te ha dicho alguna vez tu mamá, tía o abuela una frase como esta: Hay hijo, otra vez la gripe, deberías tomar más jugo de naranja, es rico en vitamina C, para las defensas. O que tal cuando llegas cansado del trabajo, con dolor de cabeza- Deberías ponerte unas buenas inyecciones de complejo b, y estarás como nueva- Manifiesta tu esposa preocupada.

Pero en realidad ¿Sabes que son las Vitaminas? o ¿Cuáles son sus verdaderas funciones?, ¿Realmente puedes tomar suplementos vitamínicos sin ton ni son y convertirte en un súper ser humano inmune a todo? ¿Podrían representar algún peligro? Bueno, te invito a que conozcas más de ellas.


para que sirven las vitaminas

¿Qué son y para qué sirven las Vitaminas?

Podemos definir a las vitaminas como: Compuestos orgánicos que colaboran en distintas funciones fisiológicas del cuerpo. Es decir, actúan como catalizadores de diversos procesos metabólicos, para que estos se lleven a cabo de forma adecuada.

Una característica de las Vitaminas es que en su mayoría, a excepción de la Vitamina D y la K, el cuerpo no es capaz de producirlas naturalmente (contrario a las hormonas, por ejemplo), por lo que su ingesta se realiza a través de distintos alimentos como las frutas, verduras, carnes, lácteos, etc.

Ahora bien, como las vitaminas se encuentran en múltiples procesos, e incluso, colaboran unas con otras, citaré sólo algunas generalidades (después las veremos cada una más a detalle) de sus funciones. Así tenemos por ejemplo que las Vitaminas A, C y E son antioxidantes, la Vitamina D, A y C, ayudan a mantener sano el Sistema Óseo; Las Vitaminas del Complejo B son esenciales para la formación de glóbulos rojos y para correcto funcionamiento del Sistema Nervioso; mientras que la Vitamina K es necesaria para la coagulación de la sangre, previniendo hemorragias.

¿Se puede ingerir toda la cantidad de Vitaminas que se desee? o Existe algún riesgo.

La suministración de Vitaminas es muy propensa a la automedicación, en otras palabras, es común que la gente tome complementos multivitamínicos indiscriminadamente, así como el hecho de que los padres se los den a tomar a sus hijos para que crezcan "sanos y fuertes". Sin embargo, esta práctica puede ser más peligrosa de lo que se cree.

Entonces, ¿Cual es la cantidad óptima para ingerir? Pues bien, aunque depende del tipo de vitamina, en todos los casos no se trata más que cantidades minúsculas. Pero para entender un poco mejor esto, hay que ver que existen dos tipos de vitaminas: Liposolubles e Hidrosolubles.

El grupo de liposolubles lo conforman las Vitaminas A, D, E y K, sus características principales son que se disuelven en la grasa de los alimentos y tienen la capacidad de almacenarse en el tejido adiposo y el hígado cuando ciertas cantidades no son utilizadas por el cuerpo. Debido a que el cuerpo no es capaz de desecharlas, este grupo de vitaminas poseen un mayor riesgo de caer en sobredosis y convertirse en tóxicos, sobretodo para aquellas personas amantes de los suplementos alimenticios. 

El grupo de hidrosolubles los conforman las Vitaminas del Complejo B y la Vitamina C, estas se disuelven en agua y por lo mismo, el cuerpo desecha los sobrantes diariamente, a excepción de la vitamina B12, la cual puede almacenarse en el hígado. Debido a esto, el riesgo de sobredosis es menor, pero es más común que exista deficiencia en la cantidad requerida ya que su consumo debe ser diario. Pero de igual forma, la ingesta de cantidades muy elevadas puede traer problemas renales debido a que se aumenta la carga de trabajo en los riñones para su desecho.

En conclusión, el consumo de vitaminas es esencial y obligatorio para el correcto funcionamiento del organismo, sin embargo, como dice la famosa frase: nada con exceso, todo con medida. Por lo que es importante al menos seguir la Ración Diaria Recomendada para cada Vitamina, aunque esta también depende de la edad y estado físico de la persona, por lo que si consideras que tienes carencia vitamínica lo mejor es acudir al médico para que te recete la cantidad exacta a consumir. 
 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates